10 películas y series LGBTQ+ para ver este fin de semana

Una mezcla de ficción y documentales que retratan a distintos personajes y realidades de la comunidad LGBTQ+.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Escrito por Alexa Zúñiga

La diversidad de personajes y narrativas en el cine dicen mucho de una sociedad. En un mundo que, hasta hace unos años, reprobaba fuertemente la homosexualidad, la representación de cualquier persona que fuera parte de la comunidad LGBTQ+ en una pantalla era impensable. Después de unos años, pequeños guiños se empezaron a incluir en algunas producciones, obvios para que a quienes iban dirigidos los notaran, pero lo suficientemente sutiles para evitar que fueran censurados.

Ahora, en pleno siglo XXI, la inclusión de la comunidad en la cultura mainstream todavía no se da completamente. Sin embargo, cada vez hay más creadores y aliados LGBTQ+ a los que se les da espacio para contar historias sobre, y para, la comunidad. Muchas, inclusive han llegado a ser nominadas y galardonadas en los festivales de cine y televisión más prestigiosos de la industria.

Estos logros, no obstante, deben reconocerse como parte de una comunidad y cultura que aún se enfrenta constantemente a discriminación y marginalización alrededor del mundo. A continuación, te presentamos 10 series y películas LGBTQ+ que van desde documentales testimoniales, hasta comedias dramáticas disponibles en las diversas plataformas de streaming.

 

  1. Retrato de una mujer en llamas (Sciamma, 2019)

La narrativa y producción de esta apasionante historia han hecho que, a un año de su estreno, Retrato de una mujer en llamas sea una de las cintas más reconocidas del cine LGBTQ+. Este drama histórico relata el romance entre una joven pintora y una obstinada aristócrata, situación inconcebible en la Francia del siglo XVIII.

Mientras Sciamma retrata las construcciones que impone una sociedad patriarcal, también las derriba indirectamente con su manera de exponer y enfocar a las mujeres del filme. Más allá de la atracción física, se preocupa por mostrar la complejidad de las conexiones humanas y los profundos lazos que somos capaces de crear. Presenta un enredo de acontecimientos y emociones que quedan encapsulados en una sola obra de arte.

 

 

  1. Mala Mala (Santini & Sickles, 2014)

Muchas veces, la extravagancia y vivacidad que se retrata en la cultura pop puede hacernos olvidar la cruda realidad a la que debe enfrentarse gran parte de las personas trans. Sin caer en el fatalismo, Mala Mala es un recordatorio de esto. Se adentra en la vida de miembros de la comunidad trans y escena drag de Puerto Rico, que muchas veces se ve irremediablemente entrelazada con prostitución y pornografía.

Este documental muestra la lucha diaria de una comunidad que aún es constante sujeto de prejuicios y estigmas que la marginaliza y acaba con vidas. Sin embargo, el mensaje que envía es de esperanza. La unión y activismo trans consiguieron que se aprobara en Puerto Rico una legislación que prohíbe la discriminación laboral por identidad de género y orientación sexual. Y aunque todavía falta mucho por hacer, se están logrando pequeños, pero significativos cambios hacia un mundo más inclusivo.

 

 

  1. Please Like Me (Thomas, 2013)

En episodios de menos de 30 minutos, Please Like Me trata sobre la vida de un joven adulto que descubre que es gay tras una ruptura con su novia. Este híbrido de drama y comedia crea un equilibrio que permite llevar a la pantalla una variedad de incidentes amorosos y traumas familiares, sin dejar de lado el humor y simplicidad de la vida juvenil.

Algo peculiar de esta serie es su creador es el protagonista, el comediante australiano Josh Thomas. Probablemente de ello surge la aparente pureza y naturalidad de la historia, entretenida y digerible por la cotidianidad de los eventos que la conforman.

 

 

  1. Tomboy (Sciamma, 2011)

El género y la sexualidad no sólo se refieren a la atracción que sentimos hacia otras personas, sino a nuestra propia identidad. Los estereotipos muchas veces crean la falsa noción de que las personas sólo pueden estar en un extremo de la dualidad construída alrededor de la mujer y el hombre, lo femenino y lo masculino. Tomboy explora esto con la representación de un infante que un día decide presentarse con otro nombre y crea confusión en los demás alrededor de su identidad.

Esta película, más que contar una historia de inicio a fin y como algo definitivo, deja mucho espacio para la interpretación del espectador. La expresión e identidad de género pueden ser así: a simple vista un claroscuro que, visto más de cerca, está lleno de matices que a veces son indefinibles.

 

 

  1. Paris is Burning (Livingston, 1990)

En los años veinte, la ciudad de Nueva York vio el surgimiento de lo que ahora se conoce como ball culture. Este documental, muestra a la subcultura en la década de los ochenta, época de su apogeo, conformada en gran medida por personas latinas y afroamericanas que sentaron bases para la comunidad LGBTQ+ actual.

Paris is Burning captura lo bueno, lo malo y lo feo. Estas comunidades dieron nacimiento a modas de ropa y estilo, a bailes como el vogue, y jergas que hoy son utilizados por otros sectores de la comunidad LGBTQ+, e incluso fuera de ella. Por otro lado, la búsqueda de una mejor y más glamurosa vida se ve constantemente obstaculizada por el racismo, violencia, pobreza, y discriminación en general, de una sociedad que no quiere verlas prosperar.

 

  1. Feel Good (Martin & Hampson, 2020)

Otro ejemplo del poder de las historias vividas en carne propia. Mae Martin, co-creadora de esta serie, caracteriza para la cámara una versión de sí misma que inicia una relación amorosa con una mujer de su público de stand up. El rápido escalamiento de las cosas se ve complicada por la ocultación de la sexualidad de su novia y otros secretos que van saliendo a la luz de maneras indeseables.

Como buena serie británica, Feel Good presenta situaciones incómodas y las combate con humor. Le da más humanidad a las experiencias de los personajes y comparte la personal historia de la actriz, quien se coloca en una posición de vulnerabilidad con la que la audiencia probablemente se puede identificar.

 

 

  1. The Celluloid Closet (Epstein & Friedman, 1995)

Basado en el libro de Vito Russo, este documental hace un recorrido por la representación homosexual en el cine de Hollywood durante el siglo XX. Lo que en un principio se tuvo que esconder entre líneas para evadir leyes de censura, después se convirtió en una constante representación de estereotipos que sólo perpetúan la cultura homofóbica que hasta hoy existe.

Alternadas con clips de películas, se presentan entrevistas en las que distintas escritoras, guionistas y actores reflexionan sobre el recibimiento que tuvieron los personajes homosexuales en las salas, así como las implicaciones sociales de mostrarlos de una manera específica. The Celluloid Closet es una obra que, además de incluir experiencias divertidas, es educativa y abre una importante conversación alrededor de un tema que hasta ese momento no había sido discutido públicamente.

 

  1. Elisa y Marcela (Coixet, 2019)

El amor prohibido es una constante en la historia de la comunidad LGBTQ+. Este filme español está basado en la vida real del primer matrimonio lésbico, que sucedió gracias a que Elisa, una de las involucradas, fingió ser un hombre para burlar a la iglesia y casarse con Marcela. La relación pasó de ser un secreto a la causa de su salida pública de España.

Si bien se trata de un drama de época, es importante recordar que también es una película biográfica. Este cine es entretenimiento, pero a la vez remembranza y vocero de la sociedad. El caso de Elisa y Marcela fue uno de éxito entre millones de parejas homosexuales que nunca pudieron contraer matrimonio, y es una realidad que hasta hoy sigue vigente en la mayor parte del mundo.

 

  1. Pose (Murphy, 2018)

El trabajo de Ryan Murphy es conocido por su diversidad de personajes e inclusión de temas controversiales y tabú. Pose es una serie de ficción situada en Nueva York de los años ochenta, en medio de la escena de la cultura ball. Su elenco cuenta con el mayor número de personas transgénero en la historia de la televisión.

La cinematografía y ambientación capturan la vida llena de energía y color de la cultura queer. Al mismo tiempo, se visibilizan múltiples problemas como la oposición religiosa, homofobia, trabajo sexual, enfermedades de transmisión sexual, pobreza, drogadicción, entre otros más. Es una celebración y testimonio de la comunidad LGBTQ+.

 

  1. Merlí (Lozano, 2015)

En un inicio, Merlí parece una serie que simplemente entrelaza las historias de adolescentes que van a la misma escuela y son instruidos por un filósofo irreverente. Pero a medida que avanza, incorpora diversas narrativas sobre personajes LGBTQ+ y su experiencia en un ambiente relativamente inclusivo. Acompañados por su profesor, los personajes se ven envueltos en experiencias de dolor, diversión, autoconocimiento y exploración.

La homosexualidad e identidad de género son temas que se tratan con tanta naturalidad como cualquier otro. La variedad de perspectivas, combinada con propuestas filosóficas, muestra que, al final del día, todos somos seres humanos tratando de comprendernos a nosotros mismos y al universo del que somos parte.

 

 

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook