Black Lives Matter pelea la epidemia estadounidense, el racismo

Años de opresión sistemática han llevado al movimiento Black Lives Matter y sus simpatizantes a las calles a demandar justicia.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Black Lives Matter
Flickr/Lorie Shaull
Escrito por Alejandra Pérez

La brutalidad policiaca, opresión racial sistemática e injusticia han venido arrastrándose durante años, lo cual ha llevado al pueblo estadounidense a levantarse—una vez más—para demandar justicia por los asesinatos de la población afroamericana a manos de los policías.

En Estados Unidos, 3 personas son asesinadas a manos de policías diariamente. Los datos que la organización Mapping Police Violence arroja confirman que del 2013 al 2019, 7664 civiles fueron asesinados por policías y de ese número, tan solo el 10% de los oficiales responsables de los homicidios fueron acusados de un delito. Además, el 24% de las victimas de estos asesinatos son personas de la comunidad afroamericana, a pesar de que solo representan el 13% de la población total de Estados Unidos. Sin embargo, estos datos solo son tomados de casos que han sido reportados y no incluyen los homicidios cometidos por oficiales de seguridad privada o miembros de comunidades vigilantes. Los datos reflejan un nivel de injusticia profundo y demuestran que la opresión de la comunidad negra no ha sufrido consecuencias, con el racismo y la supremacía blanca como protagonistas.

Esta lucha tiene años desarrollándose y no es la primera vez que se hace notar de manera internacional. De nueva cuenta, el movimiento Black Lives Matter ocupa un lugar visible ante todo el mundo.

¿Qué es el movimiento Black Lives Matter?

En febrero de 2012, Trayvon Martin de 17 años caminaba de regreso de una tienda de autoservicio, sosteniendo una bolsa de dulces y una lata de té Arizona. Cuando un “vigilante de la comunidad” lo vio y llamó a la policía, estos le respondieron que no lo siguiera. George Zimmerman, quien se auto designó como un “policía vecinal”, hizo caso omiso y lo siguió con arma en mano. Minutos después, lo asesinó disparándole en el pecho. Trayvon no estaba armado, pero Zimmerman afirmó haberlo hecho en defensa propia.

En julio de 2013, Zimmerman fue declarado no culpable de haber asesinado a Trayvon Martin. Pronto, la organización Dream Defenders tomó la decisión de ocupar el Capitolio del Estado de Florida durante 31 días, en forma de protesta. Estos fueron dos de los catalizadores que dieron pie al inicio del movimiento Black Lives Matter. Hoy, a 7 años de su creación, sigue más vivo que nunca.

Black Lives Matter que en español significa “las vidas negras importan” ha sido el blanco de críticas en todo Estados Unidos e incluso se ha generado una gran controversia debido a que otras personas aprovechan el movimiento para decir que “todas las vidas importan”, sin embargo, es importante notar que el propósito del nombre no es restarle importancia a la vida de otros, sino enfatizar las libertades de las que la comunidad afroamericana ha sido despojada a lo largo del tiempo.

La madre de Trayvon Martin, Sybrina Fulton, ha hecho esto muy claro anteriormente. “No está quitando nada de la vida de nadie más, solo está poniendo énfasis en las vidas negras porque las vidas negras parecen ser muy desechables”, dijo Fulton.

El 9 de agosto de 2014, Michael Brown de 18 años fue asesinado por el oficial Darren Wilson de la ciudad de Ferguson, Missouri. Wilson utilizó 12 balas en su intento de matarlo, y la autopsia de Brown encontró que fue penetrado por 6 de ellas. Wilson ni siquiera fue acusado de algún cargo y se determinó que asesinó a un joven negro no armado en defensa propia. El cuerpo de Michael Brown permaneció en la calle durante cuatro horas después del homicidio.

El acontecimiento ayudó a que el movimiento Black Lives Matter se solidificara y comenzaron las protestas en la ciudad de Ferguson, del 9 al 25 de agosto, y subsecuentemente regresaron después del veredicto a favor de Wilson, del 24 de noviembre al 2 de diciembre. Las protestas fueron pacificas y también violentas, y el uso de balas de goma y gas lacrimógeno se hizo presente, al igual que el toque de queda y la Guardia Nacional.

Durante estos días, los manifestantes acomodaron un homenaje a Brown en el suelo donde su cuerpo fue encontrado, y uno de los policías permitió que uno de los perros del Departamento orinara en el homenaje. Otras ciudades del país vieron protestas suceder durante estos días.

El llamado Ferguson Unrest provocó que el Departamento de Justicia de Estados Unidos iniciara una investigación del Departamento de Policia de Ferguson. La investigación encontró desigualdad racial, explicando que “el enfoque para la aplicación de la ley de Ferguson refleja y refuerza el sesgo racial, incluyendo los estereotipos. Los daños de las practicas policiales y judiciales de Ferguson han sido desproporcionalmente cargados por los afroamericanos, y hay evidencia de que esto se debe en parte a la discriminación intencional con base en la raza” y “hemos encontrado evidencia substancial de sesgo racial entre los policías y el personal de la corte”. Demostrando el racismo y la opresión sistemática en contra de las personas negras. El reporte puede ser encontrado aquí.

En 2016, el antes mariscal de campo de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, se arrodilló durante el himno nacional de Estados Unidos en forma de protesta ante el racismo y la brutalidad policiaca desencadenando una serie de protestas por parte de otros jugadores de la NFL, también en forma de descontento ante los comentarios del Presidente Donald Trump, quien hizo comentarios con respecto a la manifestación pacifica, pidiendo que los dueños de los equipos despidan a los jugadores que deciden involucrarse en la demostración.

Muchos ciudadanos recibieron el acto como una falta de respeto ante las tropas militares estadounidenses, sin embargo, Kaepernick fue vocal acerca de las razones por las cuales lo hizo. Al final de la temporada, el mariscal fue liberado por San Francisco y hasta ahora, ningún otro equipo lo ha contratado, incitando controversia y opiniones que indican que la NFL es una organización racista y ningún equipo ha encontrado lugar para Kaepernick debido a su protesta.

 

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Bobby BP Portis (@bportistime) on

La misión de Black Lives Matter es “erradicar la supremacía blanca y construir poder local para intervenir en la violencia infligida a las comunidades negras por el estado y vigilantes”.

El caso de George Floyd

El lunes 25 de mayo, George Floyd, un hombre negro de 46 años, fue asesinado por el ex policía de la ciudad de Minneapolis, Minnesota, Derek Chauvin, un hombre blanco. Chauvin presionó su rodilla sobre el cuello de Floyd durante un total de 8 minutos y 46 segundos, según la denuncia oficial en contra de Chauvin.

Los empleados de la tienda Cup Foods en Minneapolis llamaron a la policía alegando que un hombre que se encontraba “extremadamente borracho” y no estaba “en control de sí mismo” había pagado una caja de cigarros con un billete falso, y se negaba a regresar el producto; el hombre era George Floyd. Los oficiales J. Alexander Kueng y Thomas Lane llegaron a la escena y bajaron a Floyd del vehículo en el que se encontraba, posteriormente fue esposado. En los videos recolectados, George Floyd no aparece actuando de manera violenta ni parece representar una amenaza para los policías.

Más adelante, los policías Derek Chauvin y Tou Thao llegaron a la escena. Los policías lo sometieron con la cabeza hacia abajo mirando al pavimento, con tres de ellos presionando sus piernas, cuello y torso. Chauvin fue el responsable de presionar el cuello de Floyd con su rodilla, mientras pide ayuda y dice "I can’t breathe” (“no puedo respirar”) en repetidas ocasiones. Los oficiales pidieron asistencia médica y Chauvin continuó presionando su cuello.

De acuerdo con una reconstrucción de los hechos del New York Times, Floyd afirmó que no podía respirar en, al menos, 16 ocasiones, en menos de 5 minutos. Sin embargo, Derek Chauvin no quitó su rodilla del cuello de Floyd, a pesar de ver que perdió la consciencia y cerró sus ojos.


Chauvin mantuvo su rodilla presionando el cuello de George Floyd, incluso cuando los paramédicos llegaron a la escena.

Según la denuncia en contra de Chauvin, el policía mantuvo su rodilla presionando el cuello de Floyd por un total de 8 minutos y 46 segundos. Del tiempo total, 2 minutos y 53 segundos pasaron incluso después de que George Floyd no respondiera.

El médico forense del Condado de Hennepin condujo una autopsia y declaró los siguientes hallazgos preliminares: “no hay hallazgos físicos que apoyen un diagnostico de asfixia traumática o estrangulamiento. El Sr. Floyd tenía condiciones de salud subyacentes, incluyendo arteropatía coronaria y enfermedad cardiaca hipertensiva. Los efectos combinados de que la policía restringiera al Sr. Floyd, sus condiciones de salud subyacentes y cualquier intoxicante potencial en su sistema probablemente contribuyeron a su muerte”.

Sin embargo, la autopsia conducida por un independiente contratado por la familia de Floyd arrojó que la causa de muerte fue asfixia “debido a la compresión del cuello”.

Con todo y el COVID-19, el asesinato de George Floyd ha provocado manifestaciones en cada uno de los 50 estados de los Estados Unidos, desde el día en que ocurrió el incidente. Los partícipes de las protestas demandan justicia para Floyd, y que los oficiales involucrados sean procesados y no solo despedidos del cuerpo policiaco, como sucede frecuentemente en estos casos. En algunos, como el caso del asesinato de Breonna Taylor, los involucrados ni siquiera han perdido su trabajo.

 

Te puede interesar: ¿Qué tan peligroso es protestar durante una pandemia?

En algunas ciudades, sobre todo en las grandes, los cuerpos policiacos han escalado la situación y violentando a los manifestantes, con el uso de balas de goma, gas lacrimógeno y granadas aturdidoras, regresando el tiempo a Ferguson, 2014. Videos y fotografías en redes sociales han surgido donde se muestra a cuerpos policiacos abusando de su poder y haciendo uso de la fuerza en momentos donde, claramente, no es necesario.

En el barrio Whittie en Minneapolis, los residentes fueron atacados por no ingresar a su casa después del toque de queda. A pesar de que la ley permite que los civiles estén en el frente de su propiedad después de la hora acordada.

 

En el siguiente audio, miembros del Departamento de Policía de Nueva York dicen “dispárale a estos hijos de puta”

En otro acto de perfilación racial, estos oficiales arribaron a un lugar en el cual los dueños (miembros de la comunidad afroamericana) pidieron ayuda debido a la amenaza de saqueos, y equívocamente, arrestaron a los mismos dueños que los convocaron. Apareció en televisión en vivo.

El lunes 2 de junio, un grupo de manifestantes pacíficos fueron atacados con gas lacrimógeno, granadas aturdidoras y balas de goma para ser dispersados y Trump pudiera cruzar desde la Casa Blanca a la iglesia de San Juan, la cual es históricamente denominada como “la iglesia de los presidentes”, para tomarse una fotografía frente a ella alzando una biblia, justo después de dirigirse a la nación admitiendo que durante su discurso estaba “enviando miles y miles de soldados fuertemente armados, personal militar y agentes de la ley para detener los disturbios, el saqueo, vandalismo, asaltos y la destrucción desenfrenada de la propiedad” a la ciudad de Washington. También amenazó con desplegar la fuerza militar a todos los lugares donde las protestas continúen.

Donald Trump St. John's Church

Flickr/The White House

La Obispo Mariann Edgar Budde de la Diócesis Episcopal de Washington respondió reprobando el acto de Trump, calificándolo como una “farsa”, y afirmando que, “la Diócesis de Washington, siguiendo el camino de amor de Jesús, se distancia del lenguaje incendiario del presidente”.

Varios establecimientos en distintos lugares han sido saqueados, destruidos y quemados. La estación de policía de Minneapolis fue quemada en un acto de protesta, en el tercer día de manifestaciones en la ciudad.

Hasta hoy, las protestas continúan desarrollándose y la Guardia Nacional ha sido desplegada en distintas localidades.

Respuesta dentro y fuera de Estados Unidos

  • Derek Chauvin y los otros tres policías involucrados han sido despedidos. Chauvin fue arrestado y acusado de sido acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario en segundo grado.
  • Miercoles 3 de junio: la Senadora Amy Klobuchar de Minnesota confirmó que el Procurador General de Minnesota Keith Ellison elevará los cargos a segundo grado, y también acusará a los otros involucrados de ayudar e incitar el asesinato.

  • El Secretario de Defensa Mark Esper negó el apoyo ante el uso de las fuerzas armadas en las calles.
  • La industria musical designó el martes 2 de junio como Black Out Tuesday, un día de pausa para solidarizarse con el movimiento y las victimas de la violencia policial, sin embargo, la situación fue rápidamente mal interpretada y se salió de control en redes sociales, con personas publicando un cuadro negro y callando respecto al tema. En este caso, la mala información reinó y silenció un movimiento que debe ser gritado.
  • Reino Unido, Francia, Alemania, Dinamarca, Italia, Irlanda, Canadá y Nueva Zelanda y Australia vieron protestas y manifestaciones en contra de la brutalidad policial y demandando justicia para George Floyd.
  • En Brasil, manifestantes en una demostración en contra del presidente Jair Bolsonaro, se presentaron con anuncios apoyando el movimiento Black Lives Matter.
  • La embajada de E.U.A en México recibió apoyo e imágenes honrando la memoria de Floyd.
  • Dos artistas provenientes de Siria enviaron sus condolencias en la forma de un mural.

Ataques a la prensa

A pesar de que la libertad de prensa es uno de los derechos más reconocidos mundialmente, las fuerzas policiacas estadounidenses han abusado del poder y atacado a reporteros cubriendo los ataques.

Omar Jiménez, de CNN, y su equipo fueron arrestado sin razón aparente en Minneapolis. El arresto apareció en televisión en vivo. Jiménez y su equipo fueron liberados poco después.

La corresponsal del canal 7NEWS de Australia, Amelia Brace fue atacada en vivo en Washington, D.C.

Un grupo de vigilantes mostrando armas se reunió en Filadelfia, alegando que querían “proteger a la nación”. Golpearon a Jon Ehrens, productor de radio.

La reportera Linda Tirado recibió una bala de goma en el ojo izquierdo, del cual perdió la visión permanentemente.

“La policía allanó la gasolinera en la que nos estábamos refugiando. Después de gritar prensa varias veces y alzar mi tarjeta de prensa en el aire, me arrojaron al suelo. Luego apareció otro policía y me rociaron con gas pimienta mientras me mantenían presionado”.

Este hilo de Twitter muestra más ataques a la prensa propiciados durante las protestas.

¿Cómo apoyar al movimiento?

Informarnos acerca del tema y hablarlo es la manera más accesible de apoyo si nos encontramos lejos de las ciudades donde hay manifestaciones, sin embargo, existen varias organizaciones dedicadas a mantener las protestas andando y apoyando a aquellos manifestantes arrestados, pagando su fianza.

Algunas de las organizaciones encargadas de apoyar el movimiento desde distintas perspectivas son: Campaign Zero, Unicorn Riot, George Floyd Memorial Fund, Minnesota Freedom Fund, Black Visions Collective,Peoples City Council Freedom Fund, Free Them All, LGBTQ Fund, Black Lives Matter, y más que pueden ser encontrados aquí.

Esta nota se actualizará conforme a la continuación de los hechos.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook