El nuevo amor del rock

El galardonado, polifacético y posiblemente el último divo del rock, Lenny Kravitz, presenta su undécimo álbum, 'Raise Vibration'.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
El nuevo amor del rock
Mathiew Bitton
Escrito por Miguel Hidalgo Z.

Extraído de la edición RS184, octubre, 2018

El nuevo amor del rock. Es orgánico, puro, introspectivo y dinámico. Cada uno de los 12 tracks que conforman Rise Vibration muestran los estilos que Lenny Kravitz –con su sello característico de haber tocado prácticamente todos los instrumentos– ha desarrollado durante casi tres décadas de una exitosa carrera que lo ha llevado a ganar, entre otros reconocimientos, cuatro premios Grammy como Mejor intérprete vocal masculino en el género de rock.

Su bandera: el amor. Su filosofía de vida: todo lo que salga del corazón. Tiene una razón, su futuro: el presente. Por ende, sus planes en la siguiente etapa de su carrera son seguir transmitiendo amor en todo lo que escriba, provocando que las personas piensen en las emociones más profundas viviendo el hoy. “Siempre hay que estar conectado con el amor, hay que tener amor cuando sientes, piensas, actúas, duermes y despiertas. Este disco en particular no fue un álbum pensado, es el disco que siento más mío de todos, mi proceso creativo fue distinto a los demás, lo soñé y escribí.

Te puede interesar: Bradley Nowell, la vida después de la muerte

Cada canción vino de un sueño, no hubo necesidad de pensar en nada, únicamente tenía que compartir esos sueños que salieron, así, tal cual. Me siento muy orgulloso, pero sobretodo muy contento de que el proceso haya sido así. Todo cambió, antes estudiaba y analizaba los discos completos, estaba al tanto de su desarrollo y una vez que los terminaba, así los dejaba y no los volvía a escuchar. En esta ocasión, he escuchado el álbum varias veces y me he sentido muy complacido. Para mí, un disco es una reflexión, un reflejo, y Raise Vibration captura mi esencia y describe quién era yo cuando lo escribí”, nos comenta Lenny Kravtiz.

Hacer una breve retrospectiva de la carrera artística de Lenny Kravitz que no se limita a lo musical, sino también a su actividad cinematográfica, nos lleva de manera natural a etiquetarlo como alguien “superficial, frío, egocéntrico y hasta pedante"; aunque sin duda eso ha sido el sello del neoyorquino para muchas personas pero esa personalidad ha sido la clave para lograr el encanto que lo caracteriza. Sin embargo, cuando el tono de voz se siente amable y el contenido de sus respuestas es introspectivo, marca la pauta de las palabras hacia una plática abierta, honesta y cómoda para destapar a la persona que hay detrás del artista.

“Cuando hago un disco, nunca pienso en la gente, ni siquiera pienso en mí; simplemente expreso lo que hay dentro de mí. Es como si estuviera rindiéndole culto a lo que soy y lo que en ese momento me nace transmitir. Nunca me creo expectativas, el disco nació, se hizo, se terminó y salió de una forma; si gusta o disgusta, igual lo agradezco; pero si trasciende en alguien, es cuando me pongo muy feliz porque cumplí la misión que tiene la música de entretener y entender el significado que nos da Dios con ella. Llevo la música en mí y por ende llevo a Dios en mi vida. Nuestra tarea es cuestionar quiénes somos, cómo vivimos y cómo amamos".

Lenny Kravitz

El nuevo amor del rock. Foto: Mathieu Bitton

"Debemos pensar en la manera en cómo estamos sirviendo a otras personas, debemos de pensar en soluciones para salvar nuestro medio ambiente, por eso cuando pregunto “Who Really Are The Monsters?” [tercer tema del álbum] busco que cada uno de nosotros reflexione sobre el rol que estamos jugando en este mundo. La vida se trata de crecer, pero que ese constante crecimiento sea para ser cada día mejor, dejar de hacer siempre lo mismo. Me refiero a ser dinámico porque puede ser que toda la vida hagas la misma cosa y te preguntes en dónde estuvo el crecimiento, entonces, pero si cada vez que hiciste lo mismo lo realizaste sintiendo, pensando y actuando diferente, estoy seguro de un crecimiento propio, hacia tu interior y no hacia los demás. En mi caso, una vez que empiezo a actuar, tomo el volante, me arranco y nunca meto reversa, siempre miro hacia adelante porque mi idea es avanzar y mejorar en todo lo que soy como persona y como artista".

Te puede interesar: Escucha la nueva canción de Cigarettes After Sex 

"No me gusta permanecer igual todo el tiempo. Por ejemplo, la música te da un sinnúmero de lecciones todos los días y estoy abierto para recibirlas y aprender de ellas diariamente. En mi vida he tenido a dos grandes maestras que me han enseñado el significado de lo que es el amor, la honestidad, el respeto, la paciencia, el ser auténtico y muchas otras. Desde niño, mi madre me enseñó a no tener miedo, a no ser tímido, a confiar en mí y enfrentar los problemas que la vida misma me pudiera poner. Me inculcó a que siempre debo ser agradecido con la gente, honesto, hablar siempre con la verdad, nunca renunciar a mis creencias y me mostró y demostró que el valor más hermoso que existe, que a parte es el motor de la humanidad, es el amor. Y mi segunda maestra es la música".

"Me ha enseñado lo que significa trabajar duro y las recompensas que ello tiene; lo importante, que es la integridad y lo básico, que es el respeto. Vivo mi vida y comparto esos aprendizajes con el ejemplo. Así como yo he aprendido de mi madre y de la música, sé que hay personas que pueden aprender de mí y lo que hago, por ello vivo mi vida de manera auténtica, honesta y me gusta enseñar a través del ejemplo. Hay que sentir y amar más, créeme que si llevas el amor por delante puedes conseguir grandes cosas; la inspiración no llega si estás concentrado en ella, llega si tienes algo en tu interior que provoca que te muevas y eso se llama amor por ti mismo”, agrega Kravitz entusiastamente.

En medio de su gira Raise Vibration, y después de las tres inolvidables y enormes actuaciones que tuvo en nuestro país en abril de este año (Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara), resultaba inevitable regresar a lo “típico” y preguntarle sobre una posible visita a México, sobretodo porque ahora sí tiene sentido con el nombre de la gira y la enorme posibilidad de escuchar parte de su nuevo material en vivo. “Sin duda estaré de regreso. Lo que viví en México y lo que la gente mexicana me transmitió, es una vibra que inspira, una sensación que cualquiera desearía volver a tener, me sigo sintiendo agradecido con ustedes por ello y lo dije muchas veces, pero creo que la mejor manera de agradecer es regresar a mostrar lo que soy y lo que siento a través de mi música. Regresar a México significa para mí seguir y alcanzar mi destino”, concluye un reflexivo y agradecido Lenny Kravitz.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook