El terror y suspenso de Carlos Enrique Taboada

Hoy se cumplen 23 años de la muerte del director mexicano.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Escrito por Álex Carranco A.

“Se necesita darle sangre al diablo para que nos haga caso”

–Verónica

 

Hoy, 15 de abril, recordamos a uno de los grandes guionistas y directores del cine mexicano: Carlos Enrique Taboada. Tenía 67 años cuando un ataque al corazón hizo que su alma viajara hacia la oscuridad en aquel 1997. Aunque había dirigido programas de televisión y posteriormente, todo tipo de películas, es reconocido por darle un toque creativo y único al cine de terror y suspenso mexicano.

Nuestra época del cine de oro había terminado y el surgimiento de producciones de comedia y de ficheras abarrotaban las salas de cine, a lo que Taboada optó por escribir historias sobrenaturales que despertaron las pesadillas de las audiencias. Su eficiente uso de lenguaje cinematográfico fue el gancho que hacía falta en las producciones nacionales, convirtiendo su tetralogía de terror en cintas de culto reconocidas a nivel internacional.

Taboada fue hijo de los actores Julio Taboada y Aurora Walter, su acercamiento a los medios fue a través de hacer guiones y adaptaciones para la televisión hasta tener la oportunidad de escribir para el cine. Carlos Enrique estaba inmerso en la cultura, siendo un revolucionario que impregnaba innovaciones literarias en cada uno de sus guiones.

Te puede interesar: Coronavirus vs la industria del cine

Tenía que sobresalir entre películas llenas de sexo, chistes forzados y actores que parecían tener el mismo papel al mostrarse en diversas películas. Una fórmula nacional para atraer a una audiencia que lo único que buscaba eran historias sencillas, y muchas de ellas, sin forma ni fondo.

Afortunadamente, el director mexicano impuso su estilo y lo llevó a dirigir sus propias historias llenas de misterios. Con presupuestos bajos, sus argumentos fueron la fuerza para entretejer diálogos y escenas bien estructuradas para guiarnos a caminos oscuros –entre susurros y sobresaltos– hacia finales inesperados.

Bernarda, Hugo, Becker y Verónica fueron sus entrañables aliados en estas películas de culto. Cada uno de ellos, con una personalidad maligna llena de un pasado cruel, solamente buscaba su paz a través de la muerte. Así, Hasta el viento tiene miedo (1968), El libro de piedra (1969), Más negro que la noche (1975) y Veneno para las hadas (1984) son la marca que Carlos Enrique Taboada dejó en el cine fantástico mexicano. Cintas que destacaron en aquella época por la forma en que fueron dirigidas y hasta por los fenómenos inexplicables que sucedieron durante sus filmaciones. Como aquel “movimiento extraño” en la cabeza de la muñeca de Verónica en Veneno para las hadas (entre los minutos 9:22-9:26) o ciertas apariciones entre escenas. Cabe destacar que en esa cinta no se muestran las caras de los adultos a excepción cuando hay un terror en ellas.

“La película empieza en blanco y negro y hay un momento en que después degüellan a una mujer, la sangre da el color a la pantalla. Con los elementos que tenía, creo que hice una película muy digna, nueva, distinta, que buscaba otro camino, con el sólo hecho de que eran dos niñas. Los adultos sólo aparecen en los momentos que son dramáticos para aterrarse para atormentar la vida”, afirmó el director mexicano en un documental realizado por Julián Hernández para Mil Nubes Cine. Esta cinta fue la última que Taboada realizó para regresar a las series de televisión con La Telaraña y aún existe una “maldición” de que su quinta película de terror no la logró filmar pero dejó escrita, Jirón de niebla y existe una versión de 2016, dirigida por Julio César Estrada.

La influencia de Taboada en varios directores ha sido determinante para continuar con una serie de producciones de terror que solamente un puñado ha tenido éxito mientras que otros recurren nuevamente a sus historias para hacer remakes sin el vigor y visión que Carlos Enrique Taboada abrazó en su filmografía.

Un año más sin nuestro maestro del terror y que lo recordamos con estas cintas que actualmente no es fácil encontrar en formatos comerciales o de streaming. Sin embargo, te presentamos cada una de ellas para que las disfrutes en lo oscuro, liberando tus pesadillas.

 

Hasta el viento tiene miedo

1968

Protagonizada por Marga López, Maricruz Olivier, Alicia Bonet, Norma Lazareno, Renata Seydel y Elizabeth Dupeyrón.

"HASTA EL VIENTO TIENE MIEDO"Protagonistas:Marga López, Maricruz Olivier, Alicia Bonet, Norma Lazareno, Renata Seydel, Elizabeth Dupeyrón, Rita Sabre Marroquín, Irma Castillón, Rafael Llamas,Pamela Susan Hall y Sadi Dupeyron.Dirección Carlos Enrique TaboadaProducción Jesús GrovasGuion Carlos Enrique TaboadaMúsica Raúl Lavista, Eduardo Arjona, Galdino Samperio y James L. FieldsFotografía Agustín Jiménez

Posted by Películas Mexicanas De La Época de Oro Y Más on Monday, January 29, 2018

 

El libro de piedra

1969

Protagonizada por Marga López, Joaquín Cordero, Norma Lazareno, Aldo Monti y Lucy Buj.

 

Más negro que la noche

1975

Protagonizada por Claudia Islas, Susana Dosamantes, Lucía Méndez, Helena Rojo y Pedro Armendáriz Jr.

 

Veneno para las hadas

1984

Protagonizada por Ana Patricia Rojo, Elsa María Gutiérrez, Leonor Llausás, Carmen Stein y María Santander.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook