Han pasado casi 10 años desde que Ozzy Osbourne publicó Scream, su disco más reciente. Desde entonces el reconocido vocalista no ha lanzado más material como solista; sin embargo, en 2013, Ozzy se reunió nuevamente con Black Sabbath para lanzar 13, el décimo noveno y último disco de estudio de la legendaria banda.

El día de hoy el «padrino del heavy metal» publicó «Under the Graveyard», el primer sencillo de Ordinary Man, su próxima producción discográfica. En este adelanto podemos escuchar a Ozzy cantar acerca de lo difícil que han sido estos últimos años.

Durante este año, Ozzy Osbourne sufrió de diferentes complicaciones de salud que le impidieron salir de gira y trabajar en música nueva. Gripe, infecciones respiratorias, neumonía y hasta una caída complicaron su estado de salud gravemente; esta última causó que varias varillas de metal de su cuerpo —las cuales fueron implantadas quirúrgicamente debido a un accidente en bicicleta en 2003— se le acomodaran nuevamente.

Estas afectaciones obligaron a Osbourne a reprogramar su gira para el año siguiente y tras una lenta recuperación, Ozzy decidió regresar a la música gracias a su hija Kelly, quien lo convenció de trabajar con Post Malone y su productor Andrew Watt para «Take What You Want.» Malone, Watt y Osbourne lograron posicionarse como Número Uno en diferentes listas de reproducción.

Esto inspiró al líder de Black Sabbath para comenzar a trabajar en Ordinary Man, el nuevo álbum de su carrera. «Posiblemente este sea el disco más importante que ha realizado en mucho tiempo, probablemente desde No More Tears«, mencionó Ozzy.

Con la letra de «Under the Graveyard» podemos darnos cuenta de que para esta nueva producción, Ozzy decidió inspirarse profundamente en su proceso de recuperación. «Today, I woke up and I hate myself / Death doesn’t answer when I cry for help», son las palabras con las que comienza este primer adelanto. «I don’t wanna be my enemy / My misery owns me now», menciona el vocalista en la canción.

Para Ordinary Man, Ozzy Osbourne pidió la ayuda al bajista Duff McKagan (Guns N’ Roses), Chad Smith (Red Hot Chili Peppers) y el mismo Watt fue el encargado de aportar las guitarras en el disco.