El pasado sábado 30 de noviembre, Slayer celebró en el Foro Inglewood de California el último concierto de su carrera, ofreciendo un emotivo show que terminó con el famoso sencillo de la banda “Angel of Death”.

Tras la interpretación del tema, Tom Araya, bajista y vocalista de la banda durante sus cuarenta años de actividad, se quedó de pie unos minutos admirando a su público al que le dirigió un último mensaje: “Gracias, muchas gracias. quiero agradecerles por compartir su tiempo con nosotros. El tiempo es precioso, y quiero agradecerles por compartir el suyo con nosotros. Los voy a extrañar chicos. Pero lo más importante es que quiero agradecerles por ser parte de mi vida. Buenas noches. Tengan cuidado”.

La gira mundial de despedida de Slayer comenzó el 10 de mayo de 2018 en el Casino Center de San Diego California, logrando recorrer más de 30 países y ofreciendo más de 140 shows alrededor del mundo, para los cuales se necesitaron tres autobuses y cuatro camiones con un equipo de 32 personas. Esta última parte de la gira titulada The Final Campaign, dio inicio el 2 de noviembre en Carolina del Norte; a partir de ahí, Slayer dio un espectáculo diario durante todo el mes, culminando con el del pasado fin de semana. 

Rick Sales, mánager de la agrupación, desmiente los rumores sobre el final de Slayer mencionando lo siguiente durante un comunicado: «Entiendo totalmente que tomaron la decisión de dejar las giras, pero eso no significa el final de la banda». Por lo que, al parecer, Slayer continuará produciendo álbumes de estudio.  A principios de noviembre, Slayer estrenó The Repentless Killogy, un cortometraje que compila los videos de los temas «You Against You», «Repentless» y «Pride In Prejudice» de su último álbum de estudio Repentless estrenado en 2015. Este material cuenta también con un CD y un LP de su concierto en Los Angeles Forum de 2017.

 

La banda californiana de trash metal fue fundada en 1981 por Kerry King y Jeff Hanneman (Reemplazado por Gary Holt en 2013) en California, quienes poco después reclutaron a Dave Lombardo y a Tom Araya. Desde su disco debut Show No Mercy de 1983, la banda consiguió cierto renombre, logrando ser telonera de bandas como UFO en su gira por Europa, pero el éxito llegaría en 1986 con el lanzamiento del álbum Reign in Blood producido por el mítico Rick Rubin (AC/DC, Red Hot Chili Peppers, The Mars Volta) que contenía temas como “Rainning Blood”, “Angel of Death” y “Postmortem”, llegando a conseguir un disco de oro en Estados Unidos.