Leiva, una introspección atómica

A corazón abierto, el músico y cantautor español comparte una de las etapas más significativas dentro de su trayectoria artística con 'Nuclear'.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Escrito por Karla León

El madrileño Leiva, con un poco más de 18 años de trayectoria, ocho de ellos como solista, y tras la trilogía Diciembre (2012), Pólvora (2014) y Monstruos (2016), encontró la oportunidad para contar sus historias de vida en Nuclear, su más reciente material discográfico que representa, para él, lo más simple y profundo de su carrera.

Con un estilo minimalista y clásico, el cuarto álbum de estudio de Leiva, tal como lo refleja el arte bajo el diseño de Boa Mistura, es un corazón decapado. “Para mí, Nuclear representa una especie de reconciliación conmigo mismo, de alguna manera, me he despojado de muchas cosas conforme he avanzado en la música, me he dado cuenta de que necesito pocos elementos, tanto en producción como en arreglo para contar mis historias”, asegura.

Producido por Carlos Raya, los 12 temas que conforman este disco están grabados a la vieja usanza, casi análogo, con cinco músicos tocando al mismo tiempo, sin arreglos posteriores y con una gran sensibilidad lírica que, sin duda, demuestra que el cantante se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera.

“Me gusta mucho pensar que escribo sobre los pequeños momentos cotidianos que pasan desapercibidos, para mí, las grandes canciones están en esos detalles, en una pestaña o en un lavabo, ahí hay una gran historia. En este caso, hablo de los vaivenes con mi compañera, creo que he contado demasiado sobre mí, me he quedado con una mano adelante y otra atrás”, menciona.

Cortesía Sony Music

Introspección

Leiva encontró en Nuclearun estilo creativo apegado a la introspección, una de las características más esenciales de algunos temas, entre ellos, “Como si fueras a morir mañana", canción que, plantea, surgió como un mensaje terapéutico para sí mismo, y que, al final, terminó siendo uno de los sencillosmás populares para el público.

Así como todo lo que engloba a este material, uno de los temas  que se destacan sobre el compositor es su colaboración con Ximena Sariñana y Enrique Bunbury en “Godzilla", canción que nace de una gran amistad entre los tres músicos, así como del deseo de Leiva por conjugar a dos artistas tan peculiares y de mucha personalidad.

“Cuando escribí 'Godzilla' fantaseaba con los dos en esa canción, me preguntaba qué pasaría si incorporaba esas dos voces, me ha parecido maravilloso, han multiplicado la canción, han contado la historia desde su lugar y me parece que conviven de una manera maravillosa. Les propondría que hicieran un disco juntos porque sus voces funcionan muy bien”, comenta.

Para el español, Enrique y Ximena son dos virtuosos que se entregaron de lleno al proyecto, por su parte, el intérprete de “Entre dos tierras" grabó la canción dos días después de la propuesta de Leiva. “La actitud era como la de un chico que está empezando, y eso me dice tantas cosas de él sobre sus ganas, su cercanía, Enrique es un capo”, enfatiza.

Específicamente, Leiva compuso la canción en un tono de voz más grave para Sariñana, quien estrenó su sencillo “TBT4EVER", lo que implicó un reto aún más grande para ella. “Quise componer la canción para que no estuviera cómoda y le resultara un poco grave, esto, para darle un carácter más oscuro a una canción que es muy bonita. Me envió unas pruebas y me encantó. Me gustó poner a Ximena en un lugar donde ella no suele cantar y creo que salió muy bien”, puntualiza.

Libertad

Acerca del fracaso, el músico enfatiza la forma en la que, a lo largo de los años, se ha reconciliado con lo que es ahora y la manera en la que se ha apropiado de su libertad y su tranquilidad. Después de producir el álbum Lo niego todode Joaquín Sabina en el 2016, y tras pasar un año entero junto a él, Leiva asegura que lo más valioso de esta experiencia fue aprender que lo más importante es encarar las derrotas con sentido del humor.

“Me he empezado a reír de mí mismo tarde, así que ahora voy en el trayecto riéndome, preparándome por si hay algún fracaso”, explica, al mismo tiempo que recuerda con nostalgia el camino que se ha trazado en Latinoamérica con base en esfuerzos, de manera un tanto artesanal y sin planes mediáticos, simplemente, a través del eco.

“Es muy lindo que nuevas bandas, principalmente argentinas, me mencionan como referencia. Me hace mucha ilusión. Nunca he pensado que voy a dejar un legado porque yo pertenezco a uno de 70 años de rock. Es bonito ver que nuevos talentos se fijan en ti y que van buscando una fórmula que tú has inspirado, esto es un mensaje de que algo está ocurriendo con mi música”, declara.

Inspiración

Durante el primer trimestre del 2020, Leiva se quedará en México para grabar un nuevo material a lado de Adanowsky con quien, actualmente, ya se encuentran trabajando. “Será un disco diferente. Quisiera investigar, no me voy a alejar mucho musicalmente, soy un tipo que se interesa más por la canción muy por encima del estilo. Me apetece probar otra instrumentación, será un material de búsqueda con mayor o menor fortuna”, revela con ilusión.

México ha inspirado la mayoría de sus composiciones. En Nuclear, Leiva tuvo la fortuna de visitar la playa de Mazunte, lugar al que hace honor con el tema “Costa de Oaxaca". Así como la inspiración surge de los lugares más emblemáticos de nuestro país, otra fuente de iluminación para el cantante son los artistas que hoy en día están creciendo en la industria.

“Me gustaría mucho trabajar con Silvana Estrada, Daniela Spalla, por supuesto con Ximena, Mon, Natalia Lafourcade o Lila Downs. Estoy investigando y encontrando gente muy interesante haciendo música y con la que me encantaría sentarme a componer. La música más atrayente está en Latinoamérica, eso me conmueve mucho. Cada vez que vengo a México, veo miles de propuestas muy curiosas”, señala.

Te puede interesar: Estos son los nominados a los Golden Globes 2020.

Respecto a las nuevas oportunidades para la música, Leiva afirma que se deben aprovechar los nuevos tiempos, aún y cuando esto reduce la calidad del producto. “Los discos cada vez suenan peor, sin embargo, creo que debemos adecuarnos a lo nuevo con humildad. Los más jóvenes vienen con propuestas interesantes y hay que estar abiertos”, afirma.

Mientras finaliza una introspección sobre su vida, la música y el futuro a corazón abierto, Leiva responde, sin más, que no concibe otra vida distante de lo que hace. “Me veo haciendo música toda mi vida. Toco, grabo, voy a las giras, es una vida que me gusta y no sé hacer otra cosa”, reflexiona.

Apegado al público mexicano, el cantautor volverá el próximo 14 de marzo de 2020 para presentarse, por primera vez, en la edición 21° del Festival Iberoamericano de Cultura Musical Vive Latino.

 

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook