Los autos protagonistas de Hollywood

Repasamos el amor por los coches y las historias que cuentan.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Uno de los pilares al crear una película ambientada en los años sesenta o setenta radica en la escenografía, pero sobre todo en los coches que manejan sus protagonistas. Incluso, al hacer una cinta ambientada en el presente o en el futuro, lo que dicta la veracidad de la recreación son los vehículos que se usan.

En el caso de Once Upon A Time in Hollywood, la cinta más reciente del aclamado director Quentin Tarantino, el Cadillac que maneja Cliff Booth en el año 1969 es una pieza fundamental para recrear aquella época en la que el cine, la televisión y el arte abarrotaban las calles de Los Ángeles.

Pero ese no es su auto. Evidentemente, el lujoso coche pertenece al actor Rick Dalton (Leonardo Dicaprio) quien ya no tiene permitido manejar debido a sus abusos de alcohol. Tarantino insistió en usar el Cadillac Coupe Deville ya que también aparece en su afamada cinta Reservoir Dogs de 1992.

Este auto se vuelve un personaje más en la cinta, ya que acompaña a Booth en cada una de sus aventuras, incluso al adentrarse en el terreno de la Familia Manson. En el Cadillac ocurren muchas de las escenas más importantes, como las íntimas pláticas entre ambos amigos, las aventuras de Cliff y el derroche que se lleva a cabo en las calles de Hollywood. Y ese mismo derroche lo vemos hoy en día, con diferentes modelos, pero con Cadillac en la mente.

 

Un auto es una oda al movimiento, al arte y a la inspiración que despierta recorrer las calles de una ciudad.

¿Cómo un coche se ha vuelto protagonista?

Si lo pensamos por un momento, en un vehículo suceden muchas de las escenas más impactantes de las películas, desde accidentes hasta pláticas más contundentes para la trama.

Y no sólo en el cine, cuando un artista quiere escribir una canción real, habla de lo que vive y siente en su vida diaria y qué mejor que hacerlo en un Cadillac.

"Love is on the back seat of my Cadillac"

¿En qué auto te gustaría llorar, reír y pasarla bien con tus amigos? Si el cine nos ha enseñado bien, seguro pensaste en un Cadillac.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook