Neil Peart, el baterista y letrista de Rush, falleció el martes 7 de enero en Santa Mónica, California a los 67 años de edad. La causa fue cáncer cerebral, enfermedad con la que había batallado desde hace tres años en completo silencio, de acuerdo a Elliot Mintz, un vocero de la familia Peart. Un representante de la banda le confirmó la noticia a Rolling Stone.

Peart era considerado como uno de los mejores bateristas de rock de todos los tiempos, con un estilo extravagante pero sumamente preciso, que le ofrecía tributo a su propio héroe, Keith Moon de The Who, logrando llegar mucho más allá del ejemplo. Se unió al bajista y vocalista Geddy Lee, así como a Alex Lifeson de Rush en 1974 y su virtuosismo detrás de la batería así como sus letras sumamente imaginativas, ayudaron a formar una de las bandas más relevantes de la era del rock clásico. Su percusión llena canciones como "Tom Sawyer" en donde los coros pop en su propio derecho, son como una mini composición. Un riguroso autodidacta y un talentoso escritor, Peart también fue autor de numerosos libros.

En un comunicado que fue publicado este viernes, Lee and Lifeson llamaron a Peart un "amigo, hermano del alma y compañero de banda por más de 45 años". A esto añadieron que fue "sumamente valiente" en la lucha contra un glioblastoma, un agresivo cáncer de cerebro. "Les pedimos a nuestros amigos, fans y a los medios que respeten la necesidad de privacidad y paz por parte de la familia Peart durante este momento tan doloroso y difícil", añadieron Lee y Lifeson. "Todos aquellos que quieran expresar sus condolencias, pueden escoger un grupo de investigación contra el cáncer y hacer una donación a nombre de Neil Peart. Descansa en paz, hermano".

Peart nunca dejó de creer en las posibilidades del rock (“un regalo que no tiene precio”, así describió al track de Rush, “The Spirit of Radio”, lanzado en 1980) a pesar de vivir en lo que el calificó como una era de explotación en la industria de la música. "Todo se reduce a ser tu propio héroe", le dijo a Rolling Stone en 2015. "Me he comprometido a nunca traicionar los valores que ese chico de 16 años tenía. Nunca venderme, nunca hacerle reverencias a "El hombre". Un compromiso es algo que nunca voy a aceptar".

"Neil es el baterista al que más le hacen air drumming en el mundo", declaró el exbajista de Police, Stewart Copeland en 2015. "Neil empuja la banda, y eso que ya tiene mucha musicalidad propia, muchísimas ideas apretadas en ocho tiempos –pero él mantiene el latir, el palpitar, que es lo más importante. Y puede hacer eso mientras hace además una serie de cosas fabulosas".

Rush terminó su último tour en 2015. En ese momento Peart estaba cansado de las giras y deseaba pasar más tiempo con su esposa, Carrie Nuttal y su hija, Olivia.

El 10 de agosto de 1997, la hija de 19 años de Peart, Selena, falleció en un accidente automovilístico mientras manejaba hacia su universidad en Toronto. Sólo cinco meses después, la madre de Selena –Jackie, esposa de Peart durante 23 años– fue diagnosticada con cáncer terminal, falleciendo al poco tiempo. Deshecho, Peart les dijo a sus compañeros de banda que lo consideraran retirado, y se embarcó en un solitario viaje en motocicleta a través de Estados Unidos. Volvió a casarse en 2000 y eventualmente encontró el camino de vuelta a Rush en 2001.

Te puede interesar: Megadeth anuncia su regreso a los escenarios. 

Neil Peart creció en Port Dalhousie, un suburbio de clase media a poco más de 100 kilómetros de Toronto. Como adolescente, se enchinó el pelo y decidió usar una capa y botas moradas en el transporte público. Neil escribió "Dios está muerto" en una pared de su habitación. En un punto, se metió en problemas por pegarle a la mesa y crear ritmos durante clase. La idea que tuvo su maestro para castigarlo fue insistir en que le pegara a la mesa sin parar por una hora. Neil aceptó feliz, y se pasó ese tiempo recreando las partes de Keith Moon en Tommy.