Cualquier tipo de premiación resulta polémica para satisfacer el gusto de todos (recordemos el #sinreggaetonnohaylatingrammy). Sin embargo, músicos, compositores, productores y toda persona relacionada a la música latina busca el reconocimiento de un Latin GRAMMY para que su carrera tenga un mayor impulso. Este año, la Academia Latina de la Grabación celebra su 20ª entrega anual de premios que se llevará a cabo el 14 de noviembre en el MGM Grand Arena de Las Vegas. A lo largo de estas dos décadas ha habido muchas sorpresas, alegrías y decepciones. Preguntamos a algunos músicos la anécdota que más recuerdan relacionada al Latin GRAMMY y esto fue lo que nos contestaron.

Alejandro Sanz

«Desde el mismo día de su nacimiento, mi relación con el Latin GRAMMY es hermosa y llena de recuerdos imborrables. Mi vida artística está ligada al Latin GRAMMY, hemos caminado juntos de la mano, creciendo paso a paso; imposible escoger sólo un recuerdo. A lo largo de 20 años he tenido el privilegio de sentir el reconocimiento de La Academia Latina de la Grabación y el inmenso cariño de muchos compañeros, un premio de valor incalculable. Todas y cada una de las ediciones esconden momentos inolvidables, desde la desgarradora tristeza de la edición de 2001, tras los atentados del 9/11 que nos partió el corazón y que supuso la cancelación de los premios en Los Ángeles, hasta la emoción desbordante en cada uno de los segundos vividos en 2017 tras mi reconocimiento como Persona del año, un regalo que guardo para siempre en lo más profundo de mi alma».

Juanes

«Recuerdo haber asistido al anuncio de las nominaciones al Latin GRAMMY luego de lanzar mi primer álbum como solista, me sentí tan agobiado por la emoción de escuchar mi nombre siete veces, que tuve que salir un momento para procesar cómo acababa de cambiar mi vida para siempre. Tuve la bendición de ganar tres estatuillas ese año, y la Academia Latina de la Grabación ha sido una parte fundamental para llevar mi música a una audiencia global desde entonces. Ahora, estoy muy agradecido y profundamente honrado de unirme a ilustres artistas como Juan Luis Guerra, Carlos Santana, Caetano Veloso y otros más, quienes también han recibido el reconocimiento Persona del año, continuando con mi colaboración con La Academia Latina en sus esfuerzos para apoyar a las futuras generaciones de artistas de habla hispana».

Miguel Bosé

«Creo recordar que la mejor anécdota es sin duda la de las nominaciones para la octava entrega anual del Latin GRAMMY en 2007 de mi álbum Papito, eran cuatro o cinco. Fui al evento acompañado por mi sobrina Bimba e hicimos una actuación soberbia de ‘Como un lobo’. Era mi gran noche, se suponía. Desfilamos por la alfombra roja muy glamurosos, Bimba tan espectacular como de costumbre, yo en mi mejor Alexander McQueen. Arrancó la gala y uno tras otro vi cómo los premios fueron a parar a manos de otros artistas, sin jamás rozarlos. En especial recuerdo que justo antes de cada enumerado de nominados, se vaciaba la silla junto a mí y sentaban a Juan Luis Guerra quien se hacía con el galardón. Tras dos premios conseguidos, y viendo llegar a Juan Luis, ya supe que no había nada que hacer. ¡Juan Luis se agobiaba, me pedía perdón, no sabía cómo salir de tanta vergüenza, pero así es esto! Una tras otra, Juan Luis se sentaba, Juan Luis se llevaba la estatuilla, Juan Luis se sentaba, Juan Luis se llevaba la estatuilla. Se convirtió en una rutina cómica. El hecho es que la noche de Papito fue la de Juan Luis Guerra y yo me volví a casa, una vez más, con las manos vacías».