Panteón Rococó: un viaje divertido

Un cuarto de siglo de hacer lo que les gusta.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Fernando Aceves.

Hace 25 años nació una de las bandas de ska más emblemáticas de México, Panteón Rococó. En entrevista exclusiva, los integrantes del grupo nos contaron sobre la forma en que se han mantenido vigentes. “25 años de historia en el rock nacional no se cuentan tan fácil, no es algo que se cumple todos los días, porque hacer rock en este país es una tarea diaria”, mencionó con orgullo Dr. Shenka, vocalista y fundador de la banda. 

Panteón Rococó surge en un momento de coyuntura política en el país. Desde su nacimiento, se ha caracterizado por no quedarse callado: “Somos juglares de nuestros tiempos, hablamos de lo que pasa en las calles”, puntualizan energéticamente. A pesar de que el ska tuvo su auge mediático en los años noventa, siempre existirá la necesidad de decir muchas cosas, la rebeldía y las ganas de alzar la voz siguen vigentes.

25 años de trayectoria

“Las bandas cada vez hablan menos de eso y el rock debe de tener ese compromiso social, no por el hecho de cerrar los ojos las cosas van a desaparecer, hay que hablar del tema, generar debates. El público se identifica a sí mismo con la banda porque cumplimos una función de cronistas en lo que ha pasado en el país en los últimos años”, afirmó Dr. Shenka.

Un ejemplo es su famosa canción “La carencia”, “tenemos temas que trascienden porque hablan de una realidad innegable en el país y son atemporales porque las cosas no se han transformado o no hemos querido transformarlas”, comentó el vocalista. 

En una época donde algunas bandas surgen y desaparecen de manera fugaz, Panteón Rococó ha logrado permanecer durante un cuarto de siglo. “Somos una democracia participativa y hemos tenido la madurez de aceptar que cuando las cosas quedan aceptadas así no sea tu idea, es lo que quiso la mayoría y así hemos tenido errores y aciertos, y estamos tranquilos porque sabemos que nuestra opinión se tomó en cuenta. Eso te deja tranquilo porque hay una comunicación muy abierta”, comentó el trombonista, Paco Barajas. 

Un viaje diveritdo

En el 2000, la banda originaria de Iztapalapa llegó por primera vez al Vive Latino, uno de los eventos musicales más importantes en México. “Fue un evento caótico, la gente no cabía, pero todos nos divertimos, no podíamos creer que hubiera tanta gente cantando nuestras canciones”, expresó Dr. Shenka. Pero, ¿qué ha cambiado desde aquella primera presentación al día de hoy? A lo que Paco intervino:

“El secreto es que poco ha cambiado, sobre todo en el tema escénico, seguimos como niños comiéndonos el mundo, comiéndonos el escenario. Ha sido un viaje muy divertido, nos sigue divirtiendo subirnos a un escenario, nos sigue pareciendo divertido llegar y que sea una secundaria, ver a la gente en el público es increíble. Los conciertos de Panteón se caracterizan por ser muy energéticos. La gente que nunca ha ido a uno termina sorprendida por la manera en la que todos bailan, gritan, cantan y sudan, eso es lo que hace a la gente parte la banda, el público sabe que esa es su fiesta”. 

Te puede interesar: Panteón Rococó rompe récord.

Sin embargo, después de 25 años, la evolución musical de Panteón Rococó es evidente, no sólo en las melodías, sino también en las letras, “ahora somos más concretos a la hora de comunicar las ideas, hemos sabido leer a nuestro público, saber qué es lo que quieren”, comentó Dr. Shenka y es que la banda se cuestiona constantemente cómo seguir sorprendiendo. Fue así que para la promoción de su álbum XX años (2016), los miembros de Panteón Rococó fueron al metro de la Ciudad de México, se metieron en los vagones como cualquier otra persona y convivieron con sus fans. Aquello se hizo viral, era algo inesperado y es lo que permite la constante identificación del público con la banda. 

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook