Paul McCartney, una entrevista de Jann S. Wenner

El fundador de 'Rolling Stone' habla con el rockero sobre su álbum en solitario y la posibilidad de un nuevo disco de The Beatles.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Paul Mccartney
Escrito por Jann S. Wenner

entrevista publicada el 30 de abril de 1970

Londres.- Paul McCartney está de vuelta con nosotros, tiene un nuevo álbum, algunas ideas sobre cómo llevar una vida feliz y varias palabras breves sobre Allen Klein.

El nuevo álbum, que saldrá en Estados Unidos e Inglaterra, es uno que Paul ha grabado en los últimos meses. Paul describe el origen de la música como “inicia con pequeños fragmentos, incluye tonos y melodías de hace cinco años”. La mayor parte de la grabación se realizó en casa.

“Yo toco todos los instrumentos. Desde el inicio, cuando nuestro bajista murió, he estado con el bajo. Sin embargo, lo que realmente quería hacer todo el tiempo, era tocar la guitarra, así que eso es lo que hice en el nuevo LP. He tocado lo que siempre he querido. Toqué el bajo, batería, guitarra, guitarra acústica, piano, órgano, bongos, ritmos y cosas, no hay muchos más instrumentos que eso.

Si me preguntas si toco violines y balalaikas, la respuesta es negativa. El único otro ruido en el álbum es mi esposa ayudando con las armonías. Nos divertimos mucho juntos. Decidimos que no queríamos decirle a nadie lo que estábamos haciendo o ir a alguna compañía. Fuimos al estudio sin decírselo a nadie y fue como estar en casa en el estudio. Nadie lo sabe y no hay nadie en el estudio o queriendo saltar sobre nosotros con sus complejos. ¡Y fue genial trabajar con mi esposa otra vez!”.

Resulta que Allen Klein no es manager ni representa a Paul McCartney. Cuando se le preguntó directamente sobre este punto hace varios meses (Rolling Stone, 29 de noviembre de 1969), Klein declaró enfáticamente que Paul McCartney había superado su reticencia inicial a firmar con él y, de hecho, había firmado un contrato de manager/ representación.

Paul lo negó totalmente. “El caso es que no estoy firmado con Allen Klein porque no me gusta y no creo que sea el hombre para mí, por mucho que los otros tres lo quieran. Leí en Rolling Stone que dijo esas cosas, que firmé un contrato con él, pero no es cierto. Paul McCartney no firmó ningún contrato con Allen Klein. Ha llegado el momento en que tengo que hacerle saber eso”.

Te puede interesar: Paul McCartney pide de cumpleaños que la gente deje de comer carne

Sobre esto, y The Beatles en general, Paul puntualiza: “En los primeros días de The Beatles, pensábamos en nosotros mismos como una democracia. Pero nunca se votó nada –la química de los cuatro hizo que tomáramos las decisiones de forma natural. John dominó al grupo en la toma de decisiones y John y yo dominamos al grupo musicalmente. Lo que sucedió ahora es que cada uno de nosotros se ha convertido en un individuo muy fuerte por derecho propio. Ahora tiene que ser una decisión de cuatro vías. Tiene que haber un voto y debe ser algo más democrático”.

A continuación, la conversación completa con Paul, que cubre los puntos anteriores y muchos más:

El nuevo álbum es uno que grabé en casa hace unos meses. Conseguí una grabadora que podía hacer masters. La música comenzó en pequeños fragmentos, incluyendo tonos y melodías de hace cinco años. Es mejor hacer las voces en casa porque no hay ningún ingeniero que te mire a través del cristal. Algunas de las canciones fueron hechas en casa. Algunas de las cintas en un estudio. Es un buen álbum y tardó dos meses en hacerse. No quiero decir cuáles son los títulos o qué hay en él. Una cosa que me di cuenta es que sería genial sorprender a todos. Se habla tanto que cuando finalmente sucede, cuando el álbum finalmente sale, todos ya lo saben. Creo que será mejor recibir el álbum sin saber lo que va a ser. Es más agradable como sorpresa.

¿Cuál es la diferencia entre tocar tú mismo y tocar con cuatro personas diferentes o con otras tres personas?

Son sólo dos cosas diferentes por completo. Cuando toco para mí, te involucras como un pintor se involucraría haciendo una y solo esa cosa. Cuando otras personas están involucradas, obviamente significa que tienes que escuchar mucho más otras decisiones, sopesarlas y luego sacar tu propia decisión a menos que seas capaz de estar de acuerdo con lo que todos dicen, lo cual yo no soy así. Así que esa es la principal diferencia: es menos complicado tocar contigo mismo que tocar con alguien más. Pero obviamente también carece la actividad del otro, no es tan rápido como el otro, tocar contigo mismo es algo más lento y metódico. Es lo opuesto a tocar con otros, así es como es.

¿A qué tipo de cosas musicales diferentes conduciría esto?

Es solo un método de trabajo. Creo que los resultados musicales me suenan igual, porque estoy apuntando a lo mismo. Todavía me gusta el mismo tipo de música, todavía trato de lograr el mismo tipo de música que lo haría si estuviera tocando con The Beatles. Lo mismo exactamente en mi mente. Todavía escucho la misma melodía con su arreglo y eso lo trato de lograr. De eso se trata.

¿Hay alguna historia interesante sobre cómo surgieron algunas de las canciones?

Sí. Lo que estamos haciendo es que tenemos algunas personas en la oficina [Apple] para hacer algunas preguntas en papel, y las enviaron a nuestra casa y las llené como un ensayo, como en la escuela, así que es una especie de entrevista. Preguntas que han estado haciendo, pero con respuestas más cortas. Entonces ahí queda.

¿Y a dónde va eso?

Estamos haciendo un kit con el álbum que es algo informativo. Debería ser agradable recibirlo, tal como lo estamos tocando. Se supone que todas las respuestas a todo esto es lo que estamos haciendo en el disco y lo que sucede a su alrededor. Esa es la idea, es lo divertido. Es simplemente poner algo sobre ti. Pero no voy a decirte nada al respecto hasta que lo tengas, porque no podré explicarlo. Es mucho más agradable como sorpresa.

¿Tienes baladas en el disco que sean tan fuertes como “Let It Be” o “Hey Jude”?

Sí, eso creo. Nunca puedo decirlo. Estaba muy preocupado cuando salió “Hey Jude” por si no era buena. No estaba seguro si lo era. No sé. Pero en este disco hay algunos temas geniales.

¿Qué hay de Allen Klein?

La cuestión es que no estoy firmado con Allen Klein porque no me gusta y no creo que sea el hombre para mí, por mucho que los otros tres lo quieran. Allen Klein me tiene por implicación, pero eso es un malentendido. La verdad es que sólo tiene las tres cuartas partes de The Beatles y, de hecho, no tiene a The Beatles. Definitivamente es el manager de John, George y Ringo, pero le pregunté y le dije que no me manejara. A menos que vea a alguien fantástico que siento que realmente puede hablar por mí, no tendré un manager y Allen Klein definitivamente no es ese hombre. Leí en Rolling Stone que dijo esas cosas, que firmé un contrato con él, pero no es cierto. Paul McCartney no firmó ningún contrato con Allen Klein. Sobre nuestro contrato con Capitol y lo que hizo Klein, es un trato que cualquiera hubiera hecho. No voy a ser representado por Allen Klein y ni siquiera en acuerdos con Capitol y EMI. Ha llegado el momento en que tengo que hacerle saber eso.

¿Cuál es el desarrollo exacto de la relación?

Bueno, es una larga historia. Preferiría realmente decirte el resultado que entrar en los altibajos, hay muchos de esos. El resultado es que, de hecho, no me maneja, y no me representa, y por lo tanto no es lo que parece ser en las negociaciones y en los periódicos con los que habla. Realmente lo que sucedió fue que vino a Londres queriendo realizar su ambición de manejar a The Beatles. Al principio estaba dispuesto a dejar que lo intentara, de verdad, pero desde entonces he aprendido, que para mí, no es lo suficientemente bueno y, por lo tanto, no quiero que me represente. Y eso es todo. Eso es todo al respecto.

¿Cómo te sientes acerca de Apple ahora?

Apple es la oficina y, por el momento, no encuentro mucha diversión en las oficinas. Nunca lo hice. Sólo lo disfruté como novedad. Un día desperté, tomé el teléfono y estaba hablando y no quise decir nada de lo que dije. Me escuché haciendo negocios. Pero no lo quería. Apple es una buena organización y funciona bien, pero simplemente no me interesa. Al igual que EMI y Capitol no me interesan. Me estoy hartando de negocios y hombres de negocios. Para mí, la vida en casa es lo que es interesante ahora. Tengo dos hijos, una esposa y todo en casa. Amo estar en casa y amo la música. Eso es en gran medida lo que me interesa y no estoy buscando nada más que me interese.

¿Qué piensas ahora sobre todo el asunto de que “Paul está muerto”?

No pude entenderlo. Primero, alguien dijo: “Hay un rumor que dice que estás muerto”. Mi primera reacción fue pensar “genial”, realmente, como James Dean. Inmediatamente me transporté en un suburbio de 15 años, donde vi cómo se representaba a James Dean. Estaba contento porque sabía que no estaba muerto. Así que solo vi la obra suceder. El único momento en que fue desafortunado fue cuando llegamos a Escocia: la gente no estaba contenta con ver la representación en sí, querían aparecer y participar en nuestro tiempo. Perdí la noción completa de lo que estaba diciendo entonces, pero estoy seguro de que lo entiendes.

¿Encontraste en Escocia un punto en el que ya no lo encontrabas chistoso?

No, nunca realmente. Lo obtuve de la oficina la primera vez y alguien dijo: “Estás muerto”, así que pensé: “Bueno, eso es gracioso, ese es James Dean”, bla, bla. Y luego lo olvidé. Luego lo vi en un periódico y pensé: “Eso todavía es divertido”. Llegué a Escocia y luego la gente comenzó a interferir porque en Escocia las personas sobresalen como pulgares doloridos, y si son hombres de prensa [reporteros] sobresalen como pulgares aún más fuertes y si son hombres de prensa repugnantes, entonces olvídalo y eran, ya sabes… en general hablan, así que no resultó divertido. Pero ahora puedo reírme de eso, amigos.

¿Habrá otro álbum de The Beatles?

Nadie ha mencionado nada sobre hacer otro álbum de The Beatles. No me gusta que Get Back sea retenido tanto tiempo. Esta es una de las razones por las que no quiero a Klein. Es una tontería culparlo, pero la celebración del álbum Get Back ahora es graciosa. El LP parece ser una broma, porque es un poco como un momento culminante. Me gustaría haberlo visto hace tres meses y ahora ni siquiera recuerdo haberlo hecho. La película Get Back es buena. Y es real. Los problemas están en ella, así como los momentos felices. En los primeros días de The Beatles, pensábamos en nosotros mismos como una democracia. Pero nunca se votó nada –la química de los cuatro hizo que tomáramos las decisiones de forma natural. John dominó al grupo en la toma de decisiones y John y yo dominamos al grupo musicalmente. Lo que sucedió ahora es que cada uno de nosotros se ha convertido en un individuo muy fuerte por derecho propio. Ahora tiene que ser una decisión de cuatro vías. Tiene que haber un voto y debe ser algo más democrático

¿Qué hay de tu relación con John? Me dice que no has hablado con él en dos meses.

No lo sé realmente. Normalmente lo llamaría por teléfono o iría a Weybridge a visitarlo, como lo he hecho mucho en el pasado. Yo era ese tipo de persona. Pero ahora ya no salgo y no me molesto en buscarlo. Prefiero estar en la cama que en los clubes. Él no me ha llamado y yo no lo he llamado, pero eso no significa nada. No hemos tenido una discusión. John está muy ocupado en este momento. No me gusta estar ocupado. No siento la necesidad de hacerlo. Ninguno realmente quiere hablar entre nosotros en este momento. Si nos encontramos en Apple o estamos haciendo un disco, lo vería, pero de lo contrario no lo llamaría. Así ha sido siempre. De hecho, la verdad es que no nos hemos llamado últimamente. Realmente no pienso en eso. Lo veré cuando lo vea. Y lo amo igual.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook