Roger Waters y su vida en aislamiento

Waters también discute su fallida paz con David Gilmour, su gira pospuesta y más.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Roger Waters y su vida en aislamiento
Salvador Bonilla
Escrito por Brian Hiatt

Roger Waters una vez escribió una ópera de rock sobre los peligros del aislamiento, pero la vida en la cuarentena parecía ser adecuada para él cuando pasaba el rato en el estudio de su casa a mediados de abril.

Estaba preparándose para su gira This Is Not a Drill pospuesta hasta 2021, grabando música (incluido un homenaje a su difunto amigo John Prine), persiguiendo su ferviente interés en la política izquierdista y los asuntos mundiales (la noche anterior, había visto “una serie de seminarios web sobre toda la historia de Siria”). “Si estás buscando el lado positivo”, dice Waters de estar atrapado en su casa, “puede ayudarte a concentrarte en las cosas”.

 

Roger Waters y su vida en aislamiento

Salvador Bonilla

Te puede interesar: 10 cosas que no sabías de The Dark Side of the Moon

Roger Waters y su vida en aislamiento

Trabajas increíblemente duro en tus giras. ¿Cómo te sientes al tener que posponer esta?

Sí, bueno, no hemos dejado de trabajar. No nos detuvimos ni un segundo. El espectáculo es en parte rock & roll para arena y parte cinematográfico. Se basa en esta idea de que estamos divididos entre las clases dominantes, a las que caracterizo como viviendo en iCloud. Viven en el cielo, todo está blanco allá arriba y viven con gran lujo.

Y luego está el inframundo donde el resto de nosotros arrastramos los pies, incómodamente entumecidos. Y luego, en tercer lugar, el bar, que es producto de mi imaginación, donde personas de todo el mundo, todas las comunidades, colores, credos y religiones pueden reunirse y hablar entre ellas. Tendré actores para que sean esos personajes en el bar. Ya estoy haciendo el casting y he escrito todo el guion.

¿Estás reuniendo canciones tanto tuyas como de Pink Floyd, tal vez algunas que no has tocado en giras recientes?

Odio ser el que tenga que decírtelo, ¡pero todas son mis canciones! Puedo armar un set list de canciones que escribí en mi vida, con la excepción de algunas de los primeros años. No estoy seguro dónde “Set the Controls [for the Heart of the Sun]” podría encajar en esta narrativa. Porque eso fue cuando tenía poco más de 20 años y estaba copiando mierda de libros de poesía china.

El año pasado, tuviste un tipo de intento de reunión de paz entre David Gilmour y tú. ¿Que fue lo que pasó?

Yo lo hice. Es curioso que digas entre él y yo. No había un elefante en la habitación. ¡Había un baterista en la habitación! Nick [Mason] estaba allí. Sólo tres de nosotros estamos vivos. Syd [Barrett] y Rick [Wright] están muertos. Escribí una especie de plan, pero no funcionó. Fue sólo como, ¿podemos lanzar la versión remasterizada en vinyl de Animals sin que se convierta en la tercera guerra mundial? Dije: “¿Por qué no votamos, y al menos podemos seguir adelante?”. Pero no lo tendrían. Dios sabe por qué.

En estos tiempos terribles, es tentador pensar que sería bueno que las bandas separadas se reúnan, ¿no es así?

¡No, no sería bueno! Sería jodidamente horrible. Obviamente, si eres fan de esos días de Pink Floyd, entonces tienes un punto de vista diferente. Pero tuve que vivirlo. Esa fue mi vida. Sé que a raíz de esto he sido elegido como un villano... que así sea. Puedo vivir con ello. ¿Pero cambiaría mi libertad por esas cadenas? De ninguna pinche manera.

Da miedo darse cuenta de cuántos de nuestros conciertos más queridos tienen más de 70 años y contemplar lo que eso significa para el futuro de sus giras. ¿Se te ha ocurrido que algunos de tus compañeros ya hayan tocado sus últimos shows?

Bueno, algunas personas están tocando sus últimos shows de todos modos, ¡porque son demasiado viejos! Como yo, por ejemplo. Lo pensé mucho antes de volver a agendar esta gira para el próximo verano. Tuve que tomar la decisión de presionar el botón o no. Tengo 76 años, así que el próximo año tendré 77. Me resulta difícil imaginar hacer un show de rock & roll cuando tenga 80 años. Ya sabes, todo llega a su fin. Nadie vive para siempre.

Eres partidario de Bernie Sanders y no eres seguidor de Joe Biden. ¿Te convencen los argumentos de personas como Noam Chomsky de que los de la izquierda tienen el deber de votar por el candidato demócrata?

Es uno de los pocos problemas en los que estoy cerca. No puedo imaginar a Biden venciendo a Trump en una elección. Biden es un maldito “lame huevos”, es muy débil, y no tiene atractivo para nadie.

Trump al menos es un vendedor de aceite de serpiente. Él hace trucos, los hace muy mal, pero a la gente no le importa. A ellos les gusta todo eso. Pero todavía me tambaleo bajo el peso de que hayan rechazado al único candidato que representaba a la gente en Estados Unidos, que era Bernie Sanders, y todavía lo es. Honestamente, no sé cuál es mi postura respecto a la pregunta del menor de dos males.

Te encanta la música de John Prine y otras cosas más arraigadas, como The Band. ¿Alguna vez pensaste en grabar música que está más en esa línea?

Es curioso que preguntes eso. Hice una nueva versión de “Paradise” [de Prine], y confieso que estuve pensando esta mañana: “Definitivamente podría hacer ‘Hello in There’ y me preguntaba en qué clave está ‘Sam Stone’”. Y desesperadamente quiero tocar “Donald and Lydia”. Imagina la alegría, incluso para mí, de grabar esas canciones y permitir que parte de mi vida, viva esa experiencia.

 

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook