En principio, Downton Abbey parecía otro drama televisivo inglés de impecable manufactura el cual mezclaría las tragedias y desventuras de una familia en un marco histórico de conflicto. Nada nuevo en la televisión. Sin embargo, el serial producido por la cadena ITV de Inglaterra y transmitido a través de PBS en Estados Unidos se convirtió en un verdadero fenómeno alrededor del mundo.

Nadie nunca imaginó que el relato íntimo de los Crawley en los turbulentos años de principios del siglo pasado se transformaría en la dosis de ficción que reuniría a la familia completa semana a semana. «Downton Abbey arribó a la televisión justo en un momento oportuno. Digamos que no había nada en la parrilla de programación que se asemejara a esta historia. Es un relato sobre la fuerza de los lazos consanguíneos en tiempos difíciles. Una trama que podría llamar la atención de todos los miembros en casa», explicó Hugh Bonneville, quien caracteriza al patriarca Robert Crawley.

Cuatro años después, la tan anunciada versión cinematográfica llega a los cines para continuar con la saga. Entrevistamos a los protagonistas con el objetivo de averiguar un poco más sobre el esperado regreso de tan amados personajes.