'Todxs Nosotrxs': una entrevista con Vera Egito (Parte 1)

La creadora y directora de la serie, comparte todos los pormenores detrás de este gran proyecto.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook

Vera Egito es la creadora y directora de Todxs Nosotrxs, la nueva serie brasileña de HBO. Egito compartió muchos detalles acerca de esta interesante propuesta que narra la historia de tres chicos de Sao Paulo con una forma muy diferente de ver la vida, el amor y su sexualidad.

¿Cómo fue el proceso creativo para llegar a esta historia?

Ese es un universo en el que trabajo desde mí primer corto. Entonces, me vino la idea de esos tres amigos que viven en San Pablo y viven sus cuestiones amorosas y profesionales. Imaginé la historia como una comedia dramática, un género que me gusta mucho, ese humor más ácido e irónico, que es una manera divertida de tocar puntos serios. Pensé en que uno de los personajes fuera una persona no-binaria que llega a San Pablo y todo comienza moverse por la llegada de esa persona. Daniel Ribeiro “compró” la idea y empezamos a desarrollar el proyecto para presentarlo a HBO. En la sala de guionistas necesitábamos a personas jóvenes, con una vivencia similar al universo de los personajes. Intentamos construir la diversidad allí para que las cuestiones tuvieran realismo, realidad.

¿Cómo se dio la elección del reparto? 

Fue un proceso amplio y largo. Hicimos casting con muchas personas para hacer el papel de Rafa hasta llegar a Clara. Una vez que tuvimos los nombres principales, necesitábamos entender el trío, entonces pusimos a los actores a hacer castings unos con otros. Los tres principales necesitaban tener conexión. El proceso fue encontrar a personas que no solo tuvieran que ver con los personajes, pero también tuvieran química con los compañeros. También hubo una preocupación de incluir el máximo de personas trans posible en las pruebas. Los castings no indicaban quien era trans y quien no era. El resultado fue que el 37% del elenco (personajes con texto) se integró con personas trans, incluso personajes cis. Eso vino de nuestra propuesta de no definir a los artistas a partir de su identidad de género.

En general, cuando no hay una descripción en la búsqueda por el personaje, por default resulta un hombre blanco cis. ¿Cómo funciona eso? ¿Es así en general?

Eso sucede por esa praxis racista que tenemos. Cuando tienes un guion que describe: “Vera, 37 años, directora de cine”, la producción de elenco toma ese guion y sale a buscar  una actriz. Como el color no está especificado, la producción convoca a 30 actrices blancas cis para el casting, porque el estándar es ese. Si ese personaje puede ser una mujer negra, asiática, cis o trans, tienes que especificarlo. La ausencia de adjetivo nos lleva a creer que es una persona blanca, heterosexual y cis, es como si esa fuera la existencia estándar. Nuestra postura fue definir bien la identidad del trío protagónico, pero no del resto del reparto. Y le dimos a la productora ese desafío: hacer pruebas con personas blancas, negras, cis y trans. Desarmar esa idea de que la existencia estándar es la existencia caucásica es fundamental. Brasil es 54% negro, entonces si hay una existencia estándar brasileña, no es blanca.

¿La formación del núcleo familiar de Rafa tampoco fue intencional? ¿Qué el padre sea blanco y la madre negra?

Fuimos construyéndolo en la sala de guionistas, buscando la complejidad de Ulisses. En un principio, podría ser un padre careta, conservador, racista y homofóbico. Es contraproducente creer que el racismo, la homofobia es la de los demás, pensar “la persona es un monstruo cruel, por eso es homofóbica”. Necesitamos pensar en cómo transformar, cómo conversar con esa persona que tiene una visión del mundo equivocada. Es necesario humanizar a esos personajes, entonces Ulisses es un buen tipo. Es transfóbico con Rafa porque no logra comprender la identidad de género de Rafa, pero no es una mala persona. Si simplemente fuera un monstruo, no lo va a superar nunca. Contar su relación con Paula, que no solo es una mujer negra, sino también una mujer independiente, con opiniones, es una pista de que no es solo un boludo. Que te hayas deconstruido racialmente, hayas superado el racismo adentro tuyo, no significa que superaste la transfobia. Tenemos que deconstruirnos siempre. Vanessa hizo un excelente casting como Paula, trajo a una mujer con una personalidad fuerte, pero acogedora al mismo tiempo, que es lo que debía ser el personaje. Si lográbamos seleccionar a los actores a partir de cuánto tienen que ver con los personajes, más que poner a la raza en primer lugar, tendríamos muchos más personajes vividos por actores y actrices negros.

Te puede interesar: Escucha lo nuevo de Bob Dylan.

La serie presenta el uso del lenguaje neutro ya en el primer episodio y destaca la importancia del tema de identidad de género. ¿Cómo ayudaron las salas de guionistas en esas construcciones? 

Nuestra sala de guionistas era una sala que problematiza, integrada por 4 mujeres, dos blancas, dos negras, Dani y yo. Una de ellas, Alice, es una mujer trans y Dani, un hombre cis gay, entonces trajimos muchas cuestiones nuestras que se relacionan, de alguna manera, con los personajes. Algunos debates que los personajes tienen en las escenas fueron debates nuestros. Yo adopté una postura en los diálogos: si no había consenso entre nosotros, llevaba ese disenso a la escena. Existe diversidad dentro de la diversidad. Por ejemplo, no todas las feministas, mujeres blancas, mujeres negras, etc., están de acuerdo entre sí, y está todo bien, porque ese desacuerdo es el punto de evolución. Cuando discrepamos, partimos hacia un tercer punto que debería ser un punto mejor. Los personajes viven esa evolución.

No te pierdas la segunda parte de la entrevista con la creadora de Todxs Nosotrxs.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook