Un lienzo en blanco

Jehnny Beth, vocalista de Savages, desmenuza los detalles de su primer álbum en solitario, ‘To Love Is To Live’.

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
Steve Gullick
Escrito por Michelle Angell

Un lienzo en blanco

“Me siento muy emocionada con este proyecto. Tengo un gran equipo a mi lado. Pero me gustaría contarte cómo inició todo”, confiesa Jehnny, emocionada y del otro lado de la línea. “Comencé a escribir algunas ideas en el piano, melodías muy simples a decir verdad. Traté de investigar muchísimo sobre cada canción y cómo fueron evolucionando.

A tal grado que hay de siete a ocho versiones de cada tema. Me encantó tanto todo lo que conllevó este disco y lo que pudimos lograr. Sin duda, es el proceso más largo que he experimentado y fue intencional. No quería apresurar nada. Trabajaba sin parar por unas semanas y otras ni si quiera escuchaba las canciones.

 

Te puede interesar: Pasajes que inspiran. Entrevista con Ed O'Brien, guitarrista de Radiohead

 

Le di todo el tiempo y las sesiones necesarias para crear la mejor perspectiva de lo que deseaba. No quería llegar al estudio, grabar y decir que ya estaba listo. Mi intención era hacer todo lo contrario a lo que había hecho antes”.

To Love Is To Live fue grabado entre Londres y Los Ángeles. Durante la producción la música francesa contó con varias colaboraciones. Beth trabajó con los productores Mark Ellis “Flood” y Atticus Ross. Además de colaborar con Romy Madley Croft de The XX, Joe Talbot de IDLES y el actor Cillian Murphy.

Vivir es amar. O al menos ese es el título que escogió Camille Berthomier, mejor conocida com Jehnny Beth. Inmediatamente me pregunta: “¿Qué significa para ti ese título? Eso es lo que me interesa. Claro que significa algo para mí, pero creo que hay palabras muy sencillas que cualquiera pudiera escuchar e interpretar y eso es lo valioso. Eso es lo que me llevó a crearlo. Las ganas de saber qué es el amor para cada persona”.

La cantante asegura que este proyecto es una oda a la vida, a la muerte y al amor. “Este disco es la realización de que podemos irnos en cualquier momento. Mientras lo componía pensé que realmente podía morirme mañana y estaba contenta por hacerlo.  Me inspiré en la libertad, en personajes de cine, en el enojo, en emociones humanas intensas y urgentes, como una canción con el volumen en alto. Al principio no sabía que estaba haciendo un álbum solista, pero la gente a mi alrededor comenzó a mostrarme que de hecho, era justo eso lo que estaba haciendo.

Nunca había tocado en solitario en mi vida y un día, P.J. Harvey me pidió que abriera su concierto. ¡No tenía absolutamente nada y el show era en 10 días! En ese momento entré en pánico y juré que no podría hacerlo pero conforme pasaron los días me preparé en el piano y toqué cinco canciones. La audiencia fue respetuosa, fue excelente y me dio confianza, pensé: ‘Creo que sí puedo hacer esto’”, declara Jehnny sobre su aventura en su primer proyecto en solitario.

 

 

Finalmente, Jehnny relata la lección más valiosa que aprendió con esta nueva etapa en su vida y cómo las ganancias y las pérdidas están impresas en este lienzo en blanco. “El año pasado perdí a uno de mis amigos más cercanos y sólo te puedo decir que a través de la música, a través de este álbum sé que nada es imposible”.

Te puede interesar: Estética y autenticidad. Entrevista con FKA Twigs

 

 

COMPARTIR:Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook