"Aunque usted no lo crea" es la frase célebre de Ripley que no deja duda alguna cuando se antepone a cualquier evento. Varios museos en el mundo llevan esa denominación, sin embargo, solamente he tenido la oportunidad de conocer un acuario con estas características.

 

Ubicado a un lado del Rogers Center (casa del equipo de los Blue Jays de las grandes ligas) y la emblemática CN Tower (la cual puedes ver a muchos kilómetros de distancia), este recinto alberga más de cinco millones y medio de litros cúbicos de agua. Está dividido en 10 galerías que van desde "Las aguas canadienses" y "La peligrosa laguna" hasta "La bahía de las mantarrayas" y "El planeta de las medusas".

 

 

Más de 20 mil especies marítimas se alojan en este espectacular recinto, el cual posee el túnel transparente bajo el agua más grande del continente, donde conviven miles de peces junto a gigantes tortugas, enormes tiburones y simpáticas mantarrayas.

 

Una experiencia inmersiva, donde de pronto te encuentras rodeado de agua y todas estas especies nadan a tu lado, creando la sensación de que las pudieras tocar.

 

Los más pequeños tienen una gran cantidad de experiencias interactivas, educación básica a temprana edad y consciente para las nuevas generaciones, donde les enseñan la importancia, preservación y conservación de la vida marina. Obviamente hay tiendas y souvenirs para que el momento se traslade a casa y a tu computadora personal.

 

 

Existe una pileta cerca de la salida en donde puedes acercarte y tocar algunos de estos maravillosos seres, el sentir la textura de una mantarraya es verdaderamente difícil de describir. Únicamente te advierten que si se acerca un pequeño tiburón, tengas cuidado porque a pesar de su diminuto tamaño, su mordida puede ser un recuerdo que te lleves para un buen rato.